sábado, 23 de marzo de 2013

Y un año después….



Hoy desperté temprano como tantos días desde que soy tu mamá. Estoy en el salón sentada en silencio y repaso lo vivido en este primer año, ha pasado tanto en tan poco tiempo. Miro la sala ¡Es un caos! ¡Un maravilloso caos!. Está llena de tus colores, de tus cuentos, de tus primeras sonrisas y de tus primeros triunfos. Ayer por ejemplo le colocaste la tapa a una botellita y en tu carita pequeña y tu sonrisa grande pude ver la satisfacción de tu logro. Te sentías tan orgulloso¡ y yo te miraba tratando de grabar en piedra cada instante así en mi memoria.

Ahora duermes con papá

En días como hoy cuando logro detenerme en el laberito de la vida, me invade una tibia sensación de gratitud ¡Qué difícil es de explicar!…. Días como hoy entiendo que hay gente que cree en Dios no sólo para explicar lo desconocido, sino también por la necesidad de tener a alguien o algo a quien agradecerle un milagro.

Foto de los 3


Tener un hijo remece los cimientos más sólidos de tu vida, y este primer año ha sido, debo confesar, demoledor. (Sí hijo mío, tus pobres padres han pasado por momentos en los que las fuerzas parecían ganarles, y han tenido que usar energías que no sabían que tenían). Un año donde algunas veces los miedos dieron una ardua batalla, rezagos de la infertilidad, imagino. ¿Se puede ser acaso tan feliz sin a veces sentirse un poquito culpable?

Un día como hoy nos eligió la vida, hoy hay razones de sobra para brindar con ella, porque se acordó de nosotros y nos convirtió en los afortunados testigos del milagro de tu día a día. Hoy te celebraremos desde la tierra lejana de mamá a la tierra de montañas de papá, bajo el mismo sol cálido, del día que naciste

Feliz primer año, vida!



P.D. Este es el último post del blog, pero abriré otro en muy poco tiempo, ya les contaré  
Es un buen momento agradecer hoy al Dr. Gerardo de Kesseru y al personal del IBIlab de Palma de Mallorca,  no sólo por su trabajo impecable, sino por haber estado siempre ahí cuando los necesitamos. 

3 comentarios:

  1. pero nena!!! tu niño es pa comerselo!!!!! me ha dado muchisima alegría volver a leerte, y más con buenas noticias!!Me alegra saber que conseguiste ser mami y que ahora lo disfrutais tanto tantísimo!! A veces me acuerdo de ti y pienso que yo también, algun día, podré serlo.

    Muchos, muchisimos besos!! a difrutar de tu familia y de tu nene!! :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Lunita, mil gracias por tu comentario! realmente no lo merezco, he sido muy ingrata! Estoy al tanto de ti, y te he dejado un mensajito en el blog, ya verás que lo serás, porque lo deseas tanto que no hay alternativa que valga ;)

    Besos

    C

    ResponderEliminar